Diseño Académico

Se plantea como objetivo de formación que los alumnos adquieran sólidos conocimientos en materias sustantivas asociadas con la toma de decisiones al interior de un sistema político como el derecho, el gobierno, la administración y las políticas públicas, tanto en los aspectos teóricos, académicos y de investigación, como en la dimensión práctica que sirve de base tanto para el ejercicio profesional como para el inicio de tareas investigadoras en este ámbito.

La composición de la currícula focaliza sus áreas de abordaje en la contribución científica a las cuestiones prácticas de la política, los procesos de operación y de decisión de los gobiernos y la manera en cómo se elaboran las decisiones que pretenden satisfacer el interés público y responder a los consensos.

El enfoque de la formación presenta una confluencia de diferentes corrientes de pensamiento sintetizadas en la ciencia clínica que sostiene la idea de la práctica basada en evidencias. Es una teoría interdisciplinaria y cosmopolita que vincula propuestas y enfoques específicos de la actividad académica en áreas relacionadas como ser Teorías de la práctica establecida, Análisis y catalogación de mecanismos, Análisis multinivel y Análisis histórico comparativo en ciencias sociales.

Si bien los contenidos de formación se programan de modo independiente, una parte de ellos se establecen a la luz de los objetivos de las organizaciones en las que se desempeñan los profesionales. En este sentido, el diseño de curricular incluye capacitación basada tanto en contenidos como en competencias, en particular, en aquellas actividades asociadas con el desarrollo gerencial de altos funcionarios. La metodología de enseñaza aplicada incorpora ejercicio prácticos relativos a la resolución de problemas tales como paneles de discusión, estudios de caso, simulaciones y desarrollo de proyectos.

En cuanto a la evaluación, si bien esta incluye los métodos habituales asociados con el progreso del curriculum, también es cierto que ésta prosigue luego de obtenido el título, en tanto que se incorporan instancias de evaluación de los cambios en el comportamiento de las organizaciones en las que se desempeñan los cursantes, ya que la capacitación no debe restringir su papel al aumento de los conocimientos y habilidades del funcionario, sino que también debe estar ligada al desarrollo de la capacidad institucional.